Buscar Noticias:

 

Desde este viernes se realizan una serie de jornadas para distribuir agua y alimentos entre las poblaciones afectadas por el derrame de crudo proveniente del Complejo de Jusepín, sobre el río Guarapiche, en Maturín del estado Monagas.

La empresa Aguas de Monagas implementó el cierre temporal y preventivo de la planta de potabilización Bajo Guarapiche, desde que ocurrió el accidente, el pasado sábado.

Sin embargo, este organismo adscrito a la Gobernación de la entidad no ha dejado de suministrar agua a la población de Maturín, ya que activó un sistema alterno de abastecimiento, proveniente de la Planta Mundo Nuevo, que se surte del río Amana (sur de Monagas).

A través de un trabajo articulado entre este organismo, la Alcaldía de Maturín y Petróleos de Venezuela (PDVSA) se han dispuesto un conjunto de cisternas para ofrecer el líquido a aquellos sectores que no han podido ser abastecidos de manera regular.

La petrolera venezolana incorporó a las ya existentes en la región, 17 cisternas con capacidad para almacenar 450 barriles o 60 mil litros, las cuales se surten de los pozos de agua dispuestos en Maturín.

”Estas grandes cisternas pueden almacenar 3 o 4 veces más de agua que las convencionales y son traídas desde San Tomé y Morichal”, explicó a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), el director ejecutivo de PDVSA Ambiente, Ramiro Ramírez.

Explicó que estas unidades cubren una ruta programada para llegar hasta aquellas comunidades más necesitadas.

Asimismo, destacó que un grupo de voluntarios de la estatal petrolera se encuentran desplegados en varias parroquias de Maturín para distribuir alimentos de la cesta básica.

Este sábado continuaron trabajos de limpieza del río
Este sábado continúan ejecutándose los trabajos para contener el movimiento del crudo derramado sobre el río Guarapiche, en el estado Monagas. A través de un recorrido efectuado por un equipo periodístico de la Agencia Venezolana de Noticias (AVN) por el punto instalado en la Parroquia Boquerón, se pudo constatar el adelanto de las labores de limpieza de las aguas del río.

Desde el pasado sábado 4 de febrero técnicos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ejecutan jornadas de 24 horas en este sector de la capital oriental que resultó afectado por el accidente ocurrido 7 días atrás en el Complejo de Jusepín.

En Boquerón está dispuesta una barrera de material oleofilíco (que separa crudo de agua), así como un mecanismo de succion que permite extraer los residuos de petróleo del río.

Posteriormente, el material recolectado se almacena en un tanque plástico, para luego ser traspasado a un vacuum (cisterna para el transporte de crudo), e incorporado a la producción del Complejo Jusepín.
Asimismo, desde este viernes inició un proceso de saneamiento en aquellas zonas del Guarapiche que presentan un bajo porcentaje de presencia de crudo.

El director ejecutivo de Ambiente de Pdvsa, Ramiro Ramírez, señaló a AVN que ''en muchas de estas áreas ya no hay importantes volúmenes de crudo en el agua''.

Por su parte, investigadores del Instituto de Tecnología Venezolana para el Petróleo (Intevep) y del Ministerio del Ambiente (Minamb) continúan distribuidos en Maturín para llevar a cabo un análisis para identificar el nivel de crudo presente en las aguas del cuerpo fluvial. (AVN)

Agregar a Favoritos | Recomendar | Archivo | Sitios de Interes
Todos los derechos reservados